La logística empresarial: clave de éxito para ser más competitivo

En este post te mostraremos tips para  que tu empresa se más competitiva. Para ello, analizaremos el impacto del Black Friday en los empresas.

La logística empresarial: clave de éxito para que tu empresa sea más competitiva. Para conseguir este reto necesitamos que las ventas suban, algo muy difícil en el año que estamos atravesando. Pero… ¡Cuidado!, porque descuidar los aspectos logísticos en este momento de estrés comercial para la compañía, puede ser un gran error.

A continuación, analizaremos el impacto de la campañas digitales como el Black Friday en las ventas de una empresa competitiva.
En este 2020, sigue manteniéndose la tendencia de crecimiento del canal “online”, cogiendo fuerza de nuevo debido a las recomendaciones de mantener la distancia social con esta segunda oleada, y que ha sido tan acelerada con lo que todas las previsiones que se están barajando desvelan que se espera que los pedidos online, alcancen máximos históricos este año.

La nueva pulverización de máximos, implicará un gran estrés en las cadenas de suministro y distribución. Y este año… ¿nos hemos preparado?

Revisa cuales son las tendencias de compra en el Black Friday

Aunque todos los años pretendemos mejorar y anticiparnos a las características de estas fechas de ventas, el famoso “día a día”, la gestión “bombero” (todo el día apagando fuegos…) y la componente de flexibilidad y adaptación que cada vez más el mercado nos exige…. ¿Nos ha dejado tiempo para hacer los deberes para noviembre? ¿Hemos entrenado para tener “en forma” nuestra cadena de suministro?
Por si el pánico nos empieza a inundar y necesitamos una guía clara para estas fechas, os contamos varios factores esenciales para mejorar la logística del Black Friday

SUPPLY CHAIN

Vivimos en un momento de incertidumbre, donde tanto el mercado como los proveedores, pueden cambiar el paso en instantes. Es por esto que, tenemos que saber nuestros “indispensables” a nivel de referencias, así como nuestros “aliados” a nivel de proveedores, para adelantar los deberes y saber que en fecha estaremos preparados. Es decir, ni pasarnos de comprar porque luego nos costará “adelgazar” ni ajustar demasiados para luego no poder atender a nuestros clientes y siempre con cuidado de controlar a nuestros proveedores, para que no sean ellos los que nos fallen. Si durante el resto de la campaña los números demuestran que alguno de los eslabones de la cadena está funcionando a pleno rendimiento, es de esperar que durante el Black Friday los recursos vayan a ser insuficientes y se produzcan cuellos de botella.

1.- PREVISIÓN:

Este año va a ser un ejercicio complicado, demasiado factores exógenos en el horizonte, con lo que seguro que la clave será analizar las vertientes de consumo y aplicar factores correctores sobre el año pasado.

2.- SUBCONTRATACIÓN:

Si los recursos existentes son insuficientes en base a nuestras previsiones, la subcontratación es una opción que permite gran flexibilidad en momentos de gran demanda.

3.- INVENTARIO Y NIVEL DE SERVICIO:

¿Lo tenemos controlado? Hacer el ejercicio de confirmarlo de forma periódica e implantar procesos de “inventario permanente” nos van a asegurar que el mismo aportará información sólida. Un fallo de inventario puede ser como un fallo de servicio de un proveedor, es decir, falta de mercancía que provoca una pérdida de venta y una más que cuestionable vuelta del cliente.

4.- RECURSOS:

Fundamental que para esta época tengamos preparados a nuestros equipos de trabajo, tanto a nivel de personas, como de medios y recursos más tecnológicos. La experiencia, conocimiento logístico y la más adecuada tecnología, marcarán la diferencia entre ser rentable o que la logística nos destroce el margen de las operaciones.

5.- PROCESOS:

Procesos ágiles y con personal formado, así como los medios tecnológicos adecuados como antes señalábamos, es otro ingrediente clave de éxito. Por favor, no nos olvidemos de los procesos. En la mayoría de los almacenes y sistemas de preparación, suelen ser entre el 50 y el 70% del margen de mejora, toda vez que los mismos no se adaptan de forma óptima al modelo de negocio/canal.

6. PLAZO DE SERVICIO::

La solidez y la agilidad en procesos que deben ser rápidos, como el picking, son muy importantes para poder aportar el nivel de servicio y plazos que el cliente espera de nosotros.

7. DEVOLUCIONES:

Lo sabemos, van a ocurrir. por lo tanto, que ocurran de forma sencilla para cliente y para nosotros. Si lo complicamos perderemos la venta y el cliente. Somos humanos y “siempre” preferimos, lo sencillo y cómodo. Diseñemos procesos de devoluciones flexibles y fáciles para los clientes, que, a su vez, aseguren una rápida inserción del género de nuevo en el flujo de nuestro modelo de negocio.

Por último, y aunque no entra dentro del departamento logístico en sí, la atención al cliente es fundamental en esos momentos en los que la elevada demanda puede provocar retrasos y otras incidencias. La transparencia respecto al estado de los pedidos y la reacción rápida ante errores o malentendidos será un colchón de seguridad en caso de que algo falle.

En un momento en el que los consumidores quieren tenerlo todo YA, volvemos a señalar que una logística a prueba de Black Fridays nos facilitará las tareas, no sólo ahora, sino también para futuras campañas de ventas intensas en las que exigimos que nuestro motor aporte toda la potencia al mercado”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestra Newsletter



¡Ya estas suscrito!